-A +A

La sal gorda y la flor de sal

Pyramides de sel de l'Ile de Ré ©François Blanchard

La sal gorda y la flor de sal

Este es el caso de la sal gorda y la flor de sal, cultivadas por más de 90 salineros en las marismas del norte de la isla. En estos lugares mágicos, donde confluyen la tierra y el mar, nace una increíble biodiversidad y se cultiva desde siempre el producto emblemático de la isla de Ré: la sal marina, así como la preciosa y delicada flor de sal, que confiere su dulzor delicado a todo tipo de platos.

Reproduciendo un saber hacer ancestral y después de que haya tenido el proceso de evaporación asociado al sol y al viento, los salineros recogen en verano la cosecha de sal gris en las salinas tapizadas de arcilla, que le dan su color natural. La flor de sal es recogida al final del día de la superficie agua, es secada y se caracteriza por su color blanco.

La récolte de sel par François Blanchard

La sal gorda de color gris, que impregna la delicada carne del pescado o de la carne asada en el horno, también se utiliza para la preparación de pastel de pescado, procedente de las recetas de nuestros chefs de la isla de Ré. La flor de sal también ensalza en la cocina los sabores de los productos del mar, así como la famosa patata DOP de la isla de Ré.

La fleur de sel, l'or blanc de l'Ile de Ré ©Lesley Williamson