-A +A

Le Bois-Plage-en-Ré

Le Bois-Plage-en-ré, coucher de soleil par Lesley Williamson

Le Bois-Plage-en-Ré

Le Bois-Plage, pueblo costero situado en el centro de la isla, presenta 6 km de playas, galardonas con la bandera azul en 2015, y esconden, tras sus dunas, un amplio territorio arbolado ideal para dar largos paseos. La variedad de carriles bici le llevará a través del territorio para descubrir la autenticidad de cada uno de los nueve pueblos. El centro del pueblo está animado con numerosos comercios y, en temporada, tiene lugar un mercado diario, el más importante de la isla, donde se recomienda pasear y detenerse.

La diversidad de los eventos culturales, deportivos o naturales le permitirá evadirse y soñar por un momento...

Le Bois-Plage-en-Ré

El pueblo de Le Bois-Plage

Le Bois-Plage-en-Ré, situado en la costa sur de la isla, es uno de los pueblos costeros más antiguos. El municipio, que da al océano, está orgulloso de la calidad de sus playas a las que se les otorgó la bandera azul en 2015. El pueblo, durante toda su visita a través de callejuelas y callejones sinuosos, está repleto de malvas reales de mayo a septiembre. También es una tierra de molinos, de los quince de antiguamente, hoy en día solo queda el molino de Bellère. La cooperativa de viticultores de la Ile de Ré elabora y ofrece productos típicos y característicos con un saber hacer ancestral, una historia de la tierra.

En este pueblo de 2410 habitantes conocidos como boitais, hablar del pueblo es también evocar su patrimonio, su iglesia con vidrieras decoradas con motivos marinos, sus tiendas, su mercado diario en verano, el más importante de la isla.

Déjese guiar por el encanto de los callejones típicos del centro del pueblo, floreados y rodeados de malvas reales.

Patrimonio y arquitectura

Le Bois-Plage-en-Ré ha revelado numerosos vestigios arqueológicos de la Prehistoria que son la prueba de la antigüedad de la presencia humana en este territorio. En el siglo XV, el pueblo ya era bastante importante, pero no tenía una parroquia ya que pertenecía a Saint-Martin-de-Ré. El municipio, con una historia vitícola, conserva numerosos ejemplos de residencias de viticultores, reconocibles por las grandes fachas de 2 o 3 plantas y sus puertas típicas de Charente.

Le Bois-Plage en unas palabras: durante el año son 2413 habitantes que se les conoce en francés como boitais y boitaises.