-A +A

En Charente-Maritime

Fott Boyad, Charente Maritime

En Charente-Maritime

El departamento de Charente-Maritime se extiende a lo largo de 6 864 km2. Charente-Maritime está rodeado por cinco departamentos. Su fachada atlántica es un sueño: 463 km de costa, de los cuales 230 km están en islas. La isla de Oléron, la isla de Ré, la isla d'Aix frente a Fort Boyard y la isla Madame contribuyen a su encanto. El interior de estos territorios también es magnífico. Es la región de los viñedos encaramados en las colinas, en los cuales se elaboran el Pineau Charentais y el Cognac. Los 3 ríos que la atraviesan, el Charente, el Seudre y el Sèvre Niortaise, y sus 17 afluentes, contribuyen a su verdor y a su tradición agrícola. El estuario del Saudre es el estuario natural más grande de Francia. La Rochelle, Rochefort, Saintes y Royan son las ciudades más importantes. Gracias a la influencia del océano, el clima de Charente-Maritime es templado en invierno, con una elevada tasa de insolación. Es el primer departamento turístico de la costa atlántica francesa y uno de los más apreciados de Francia. En el último censo realizado, el departamento tiene 633 417 habitantes. Charente-Maritime forma parte de la región de Nueva Aquitania.

Lugares de visita imprescindible

Charente-Maritime protege y ensalza su patrimonio.

El famoso Fort Boyard, situado frente a la isla de Aix, fue concebido por Vauban en el siglo XVII para proteger el gran arsenal de Rochefort, aunque su construcción culminó realmente en el siglo XIX. El Sr. Vauban, ingeniero, urbanista y arquitecto militar del rey, nos ha dejado su impronta. Las fortificaciones que diseñó para las islas de Charente-Maritime y su costa narran una parte importante de nuestra historia de Francia. ¿Fue Vauban un genio? Brouage, pueblo fortificado situado en medio de las marismas y a 6 km de Marennes, era un puerto dedicado al comercio de la sal. La Cordelería Real de Rochefort está catalogada como monumento histórico. Aquí se fabricaban las cuerdas de los barcos del rey. Fue también allí cuando, hace 20 años, la Asociación Hermione-La Fayette se lanzó a una increíble aventura para reconstruir la fragata Hermione. Este barco permitió a La Fayette en 1780 unirse a los rebeldes americanos en la lucha por su independencia. La nueva Hermione es espléndida. ¿Cuántos kilómetros de cabos y cuerdas contiene?

• Otros sitios también merecen la visita. Les encantan a niños y adultos.

Acuario

El acuario de La Rochelle le invita a viajar por las profundidades de los océanos. Aquí descubrirá más de 12 000 animales marinos, una biodiversidad increíble y la vida marina no tendrá ningún secreto para usted. Es uno de los acuarios privados más grandes de Europa y un museo vivo, que constituye una herramienta muy valiosa de observación de la fauna y la flora marina. El acuario permite aprender y comprender mejor qué es el océano, pero, sobre todo, la noción de biodiversidad.

Zoo La Palmyre

La Palmyre está situada en la península de Arvert, entre Royan y la isla de Oléron. Con sus 18 hectáreas de pinares, el parque está acondicionado como un jardín paisajista. El visitante puede observar 1 600 animales de 115 especies: primates, aves, mamíferos, carnívoros, reptiles, etc. Cada año se registran entre 200 y 250 nacimientos. El zoo La Palmyre participa en numerosos programas de conservación de especies amenazadas. Además, desempeña un papel importante en la reintroducción en la naturaleza y se esfuerza constantemente por mejorar la calidad de vida de los animales. Fundado en 1966, es uno de los lugares más visitados de Charente-Maritime.

Paléosite

El hombre de Neandertal tallaba el sílex para encender el fuego. A 15 km de Saintes y en un parque de 10 hectáreas, el Paléosite es una inmersión increíble en el corazón de la Prehistoria. Paléosite fue creado con la colaboración de científicos de renombre internacional y de los mejores especialistas del Hombre de Neandertal. El espacio museográfico, las animaciones participativas y lúdicas, y las exposiciones trasladan en el tiempo al visitante, siguiendo los pasos de este homínido, que es considerado nuestro ancestro. A 2 minutos a pie del Paléosite se descubrió hace algunos años un esqueleto de Neandertal, al que pusieron el nombre de Pierrette. El yacimiento arqueológico de La Roche en Pierrot sigue siendo excavado y en verano se puede visitar con un guía.

La ciudad de las ostras

En la Cité de l'huître, situada en Marennes, descubrirá el oficio de ostricultor entre los pantanos y las cabañas ostrícolas. Este sitio está diseñado como lugar de encuentro del público y los profesionales. Los visitantes pueden realizar diversas preguntas sobre la vida y las costumbres de este delicioso molusco lleno de vitaminas, que es el orgullo de Charente-Maritime. Visita de la cabaña, donde las ostras son maduradas, demostraciones de cocina, animaciones lúdicas y educativas, etc. Hay de todo para pasar un buen rato en familia. Los criadores de ostras también le enseñarán a abrir las ostras. Esto puede ser útil...

Museo Marítimo de La Rochelle

A dos pasos del puerto viejo, en el Bassin des Chalutiers, descubrirá una flota única en Francia. Con el apoyo de la ciudad, el Museo Marítimo de La Rochelle ha reunido, restaurado y conservado una flota patrimonial de ocho barcos. Asombro garantizado. El France 1, una fragata meteorológica. El Angoumois, un barco de pesca de arrastre. El Saint Gilles, un remolcador de alta mar. El Joshua, el mítico queche de Bernard Moitessier. Lancha principal y lancha de rescate en el mar. Manuel Joël, último testigo de los arrastreros de pesca. Barco dragador de vapor. Algunos de estos barcos se pueden visitar. Se organizan exposiciones y animaciones para los niños. En el puente del France 1 hay un restaurante.

El Museo de Historia Natural de La Rochelle

En los 2 000 m2 del Museo de Historia Natural de La Rochelle se exponen cerca de 10 000 objetos procedentes de colecciones naturalistas y etnográficas. Además de ser un lugar de conservación, presentación e intercambio de conocimientos, el museo también tiene la certificación de Musée de France. Aquí, los curiosos encontrarán lo que necesitan para aliviar su sed de conocimiento. El museo es interactivo. Prevea en torno a dos horas para descubrir todas las colecciones, animales y aves naturalizados aquí y en otros lugares, paredes de mariposas e insectos, arqueología africana, etnología oceánica, fósiles y gabinete de curiosidades. La biblioteca científica hace las delicias de los investigadores. Desde hace casi dos siglos, este magnífico edificio está ubicado en pleno centro de La Rochelle, rodeado de un jardín botánico.

Dos monumentos para impregnarse del pasado de la Charente-Maritime

La abadía de las Damas

En Saintes, la Abbaye aux Dames es una joya de la arquitectura románica. Las dimensiones de este edificio del siglo XII son impresionantes. Después de someterlo a una importante restauración, ha sido transformado en un centro cultural. Verdadera ciudad dentro de una ciudad, la abadía es Ciudad Musical. Cada verano se celebra el Festival de Saintes de música clásica. Anteriormente, la abadía alojaba entre 60 y 80 monjas. En la actualidad, las celdas han sido transformadas en habitaciones, que se pueden alquilar para una o más noches.

Hospital de los Peregrinos

En la ciudad medieval de Pons, el Hôpital des Pèlerins es un antiguo hospicio. Construido en el siglo XII, sirvió como albergue de los peregrinos en su camino hacia Santiago de Compostela. El pórtico abovedado aún conserva graffitis y numerosas esculturas adornan sus portales. Los necesitados y los enfermos también acudían al hospital para ser asistidos y en el pórtico de la entrada se abandonaba a los niños Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO bajo el título de Caminos de Santiago de Compostela, es uno de los complejos hospitalarios conservados más antiguos de Europa. El edificio y los restos de la iglesia prioral están abiertos a la visita para descubrir la historia de la peregrinación y de la hospitalidad de antaño. En el monumento también se celebran eventos culturales. El jardín medicinal fue otrora la farmacia del hospital. En la actualidad, el jardín alberga 130 especies de plantas: para los amantes de las hierbas aromáticas, para preparar remedios, infusiones y ungüentos, y para aderezar los pequeños platos caseros.