-A +A

Jean-François Beynaud

Ostricultor

"Ejerzo mi profesión en un entorno natural excepcional y muy satisfactorio"

Ostricultor en La Couarde desde hace 34 años, Jean-François Beynaud nos habla de su isla de adopción. Con la pasión y la sinceridad que le caracterizan.

¿Cual es su historia con respecto a la isla de Ré?

Llegué a la Isla de Ré a los 10 años y empecé en el negocio de la ostricultura con mis padres a los 16 años. Mi compañero oriundo de la isla de Ré lleva trabajando conmigo desde hace 20 años y, más recientemente, nuestra hija de 20 años se ha unido a nosotros: ¡ es la tercera generación en disfrutar del entorno excepcional y natural, que nos ofrece la isla para ejercer nuestro trabajo! Mi cariño por la isla se ha ido incrementando con el tiempo y amo apasionadamente su entorno natural, como las marismas, que me han permitido desarrollarme como persona. Desde mi infancia, he pasado la mayor parte de mi vida en la isla de Ré, donde tengo todos mis vínculos y aún sigo viviendo en la isla.

¿Tiene una estación favorita y cuáles son sus actividades preferidas en la isla de Ré?

Confieso adorar el otoño y el invierno por sus amaneceres y sus puestas de sol, con unos colores excepcionales, los olores del otoño y la calma que vuelve después del verano. Montamos en nuestras bicicletas para pasear por los bosquecillos y por las marismas, sin olvidar los aperitivos con los amigos...

¿Un lugar mágico de Ré, que no se encuentre en ningún sitio más?

Me encanta ir a la Conche des Baleines, trepar a los búnkeres, pasear hasta un extremo de la isla, el paso de la "lancha de rescate", donde los agricultores de la época no dudaban en socorrer a los barcos naufragados.

¿Cómo definiría la isla de Ré en pocas palabras?

La isla no solo es una zona turística por sus playas y sus puertos, sino que posee un marcado patrimonio histórico gracias a sus habitantes, que han forjado el alma de la isla, sobre todo, sus campesinos y pescadores.